Barroco

Barroco

El barroco fue una tendencia artística que se desarrolló primero en las artes plásticas y luego se manifestó en la literatura, el teatro y la música. 

 

Por eso, toda la cultura de ese período, incluyendo costumbres, valores y relaciones sociales, es llamada "barroca".

 

La cuna del barroco es la Italia del siglo XVII, pero se extendió por otros países europeos, como Bélgica, Francia y España. Este Movimiento artístico permaneció vivo en el mundo de las artes hasta el siglo XVIII. En América Latina, este movimiento entró en el siglo XVII, traído por artistas que viajaban a Europa, y permaneció hasta el final del siglo XVIII.

 

Ese momento llegó al final del Renacimiento y se manifestó a través de una gran ostentación y extravagancia entre los grupos que se benefician de la riqueza de la colonización.

 

 

¿Que significa Barroco?

 

 

La palabra barroco tiene un significado que representa bien las características de este estilo. Significa "perla irregular" o "perla deformada" y representa de forma peyorativa la idea de irregularidad.

 

Características del Barroco

 

Las principales características del Barroco, también llamado el sesentismo, son el dualismo, la riqueza de detalles y la exageración.

 

Las principales características que marcaron el período fueron:

  • Arte rebuscado y exagerado
  • Valorización del detalle
  • Dualismo y contradicciones
  • Obscuridad, complejidad y sensualismo
  • Literaria barroca: cultismo y conceptismo

 

En la literatura barroca, los textos reflejan elementos rebuscados y casi siempre extravagantes, donde se valoran los detalles en un juego de contrastes.

 

El lenguaje de ese movimiento intentó unir los valores medievales a los de la cultura griega y latina, los cuales fueron evidenciados con el Renacimiento.

 

En general, la literatura está marcada por características que evidencian el juego de palabras e ideas. Además, es marcado el uso de las figuras de lenguaje como la metáfora, inversiones, hipérbola, paradoja y antítesis.

 

 

Estilos Literarios en este Arte

 

Hay dos estilos que marcan la literatura en esta época:

 

Cultismo: se caracteriza por el "juego de palabras" en este idioma estilo es artificiosa y culta, llegando a ser extravagante. En él, hay la valorización de detalles y de los pormenores.

 

Conceptismo: identificado por las "ideas de la partida," el estilo conceptista trabaja con la imposición de conceptos y la definición de un razonamiento lógico. Por lo tanto, tiene como características el racionalismo y la retórica mejorada.

 

Barroco en la Literatura

 

En la literatura, Consistía en una corriente literaria marcada por la virtuosidad del lenguaje, refinamiento de las palabras. Está marcada por una sintaxis elaborada, con juegos de palabras y uso habitual del hipérbato.

 

La principal característica de la literatura barroca es el uso de antítesis, metáforas y paradojas en la poesía. Eran recursos usados para expresar el sentimiento en los versos exagerados, donde la forma era más bien trabajada que el propio contenido, con gran aprovechamiento de las hipérboles.

 

Uno de los sentimientos más abordados es la desilusión, siendo que el poeta de este arte busca describir los estados del alma a través de juegos estéticos. El texto barroco es pesimista, con un lenguaje rebuscado y muchas veces sombrío, con fuerte cuño religioso.

 

 

La inestabilidad de la vida y la presencia constante de la muerte marcaban la literatura borroca, donde todo es efímero y fugaz. El sufrimiento era la consecuencia de los pecados cometidos, y el arrepentimiento también aparecía como tema frecuente.

 

Contexto histórico 

 

Después del proceso de Reformas Religiosas, ocurrido en el siglo XVI, la Iglesia Católica había perdido mucho espacio y poder. Sin embargo, los católicos seguían influenciando mucho el escenario político, económico y religioso en Europa.

 

El arte barroca surge en este contexto y expresa todo el contraste de este período: la espiritualidad y teocentrismo de la Edad Media con el racionalismo y antropocentrismo del Renacimiento.

 

Los artistas barrocos fueron patrocinados por los monarcas, burgueses y el clero. Las obras de pintura y escultura de este período son rebuscadas, detallistas y expresan las emociones de la vida y del ser humano.

 

El período final del barroco (siglo XVIII) se llama rococó y posee algunas peculiaridades, aunque las principales características del barroco están presentes en esta fase.

 

En el rococó existe la presencia de curvas y muchos detalles decorativos (conchas, flores, hojas, ramas). Los temas relacionados con la mitología griega y romana, además de los hábitos de las cortes también aparecen con frecuencia.

 

Arquitectura Barroca

 

 

arquitectura barroca

La arquitectura barroca es una de las principales manifestaciones de la contrarreforma religiosa católica a través del arte.

Esta manifestación integra el movimiento barroco, que comenzó en Roma en 1600 y se extendió por toda Europa y América Latina. Además de su contribución al arte, la arquitectura barroca representó una verdadera revolución urbanística.

 

La arquitectura barroca se observa principalmente en iglesias, catedrales y monasterios. Esto ocurría para demostrar la imponencia del arte cristiano.

 

Hay ejemplos también en edificios particulares, especialmente mansiones urbanas o rurales en una clara demostración del pensamiento religioso. También en esta época hay la creación de parques y jardines a circundar edificios residenciales importantes.

 

Como consecuencia de la disposición de estos edificios, el reordenamiento urbano comienza a exigir una planificación aún no existente.

 

Para los arquitectos de este periodo, los edificios eran una especie de escultura.

 

Principales características de la Arquitectura Barroca:

  • Extravagancia
  • Inusual e irregular
  • Uso del movimiento
  • Proximidad del real
  • Aplicación de la curva en oposición a la idea estática de los edificios
  • Las iglesias del período barroco están marcadas por bóvedas, arcos y contrafuertes
  • Tentativa de llevar al observador a imaginarse en el infinito
  • Efectos escenográficos teatrales
  • Mezcla de la pintura y de la escultura
  • Manipulación de la luz

La Pintura barroca

 

Las características de la pintura barroca son:

  • Composición asimétrica, en diagonal que se revela en un estilo grandioso, monumental, retorcido, sustituyendo la unidad geométrica y el equilibrio del arte renacentista.
  • Acentuado contraste de claro-oscuro (expresión de los sentimientos) era un recurso que apunta a intensificar la sensación de profundidad.
  • Realista, que abarca todas las capas sociales;
  • La elección de escenas en su momento de mayor intensidad dramática;
  • La decoración en "trompe l'oeil" o Trampantojo.

Artistas del Barroco

 

La Italia era considerada la cuna del Renacimiento y del Barroco, donde varios artistas se destacaron:

 

Caravaggio (1571-1610): se caracteriza por la rudeza de sus obras, pintó temas religiosos que exploraron el contraste entre la luz y las sombras, entre ellos "El prendimiento de Cristo", "Flagelación de Cristo", "La muerte de la Virgen", "Cena de Emaús", "David con la cabeza de Goliat".

 

Bernini (1598-1680): se destacó como escultor y arquitecto. Sus obras se encuentran en Roma y en el Vaticano, entre ellas la "Plaza de San Pedro", "Catedral de San Pedro", "El Éxtasis de Santa Teresa", "Busto de Pablo V" y "Castillo de Santo Ángel".

 

Borromini (1599-1667): era un arquitecto y escultor. Entre sus obras destacan la "Catedral de San Pedro", "Sant'Agnese in Agone", "Palazzo Spada", "Palazzo Barberini" y la "Iglesia de San Carlo alle Quattro Fontane".

 

Andrea Pozzo (1642-1709): fue un arquitecto, pintor y decorador. Entre sus obras están "Glorificación de San Ignacio", "Ángel de la Guarda", "La Apoteosis de Hércules", el techo del "Salón Noble del Palacio Liechtenstein", en Viena y la "Falsa Cumbre de San Francisco Xavier".

 

Si te he ayudado en algo Dale +1 o Me gusta