Evolución del Hombre

Evolución del hombre

El origen de la evolución del hombre o como también como es conocida hominización, que no es más que las etapas de evolución del ser humano desde sus ancestros más antiguos, los Australopithecus hasta la actualidad con el homo sapiens.

 

La evolución humana corresponde al proceso de cambios que originó los seres humanos y los diferenció como especie.

 

Origen y Evolución del Hombre

 

En oposición al creacionismo, la teoría evolucionista parte del principio de que el hombre es el resultado de un lento proceso de cambios (cambios). Esta es la idea central de la evolución: los seres vivos (plantas y animales, incluyendo los humanos) se originaron de las criaturas más simples que se han modificado con el tiempo.

 

Las características propias de la especie humana se construyeron a lo largo de miles de años, con la evolución de los primates. Charles Darwin fue el primero en proponer la relación de parentesco de la especie humana con los grandes monos, los antropoides.

 

Actualmente, los científicos creen que estos antropoides y la especie humana tuvieron un ancestro común, alrededor de 8 a 5 millones de años atrás. La evidencia de este hecho es la gran similitud entre los humanos y los monos antropoides, como el chimpancé.

 

La evolución de la especie humana se inició hace al menos 6 millones de años. En ese período, una población de primates del noroeste de África se dividió en dos linajes que pasaron a evolucionar independientemente.

 

El primer grupo se remontaba en el ambiente de la selva tropical y originó los chimpancés. El segundo grupo se ha adaptado a los entornos más abiertos, tales como las sabanas africanas, dando lugar a Homo sapiens. Por eso, el continente africano es llamado de cuna de la humanidad.

 

Etapas de la evolución del Hombre u Homínidos, Línea de Tiempo

 

Estas primeras especies llamada homínidos tuvieron una separación, que originó los Australopithecus y el género Homo.

 

Los Australopithecus

 

Australopithecus

Los primeros homínidos pertenecían al género Australopithecus y se diferenciaban de los demás primates por cuenta de su postura erguida, locomoción bípeda y una arcada más cercana a la actual especie humana.

 

Constituyeron un grupo diversificado y exitoso.

 

Las principales características de este grupo eran: la postura erguida, la locomoción bípede, la dentición primitiva y la mandíbula más semejante a la de la especie humana.

 

Fueron los primeros homínidos a dominar el fuego, lo que permitió su expansión hacia otros territorios. Además de la reducción de la musculatura de la cara, pues podían cocinar los alimentos, ablandándolos.

 

Australopithecus Afarensis: Con 3,4 millones de años, esta especie fue encontrada en Etiopía, Camerún y Tanzania.

De esta época, tal vez el mayor hallazgo haya sido la Lucy, esqueleto encontrado 1974 en Etiopía.

 

La reconstitución de este esqueleto permitió apuntar las principales características del australopithecus afarensis, que eran:

  • Dientes más humanos que las criaturas anteriores;
  • La mandíbula comenzó a tener la forma parabólica humana;
  • Estableció plenamente la bipedalidad;
  • El cerebro estaba en el camino de lo que somos hoy.

Australopithecus africanus: Probablemente, habitó la Tierra hace 2,8 a 2,3 millones de años atrás. Vivió entre 3 millones y 1 millón de años. Andaba erguido y usaba las manos para recoger frutos y arrojar piedras para abatir a los animales.

 

Paranthropus Boisei: Datado con cerca de 2 millones de años, éste fue uno de los primeros homínidos que vivieron de Europa.

Él tenía una cara muy peculiar, con una frente bien pequeña y también con dientes grandes y fuertes, y por eso es conocido como "Rompe las nueces".

 

Se cree que muchos australopithecus han coexistido y competido entre sí. Todas las especies se extinguieron.

Pero uno de ellos habría sido el ancestro del género Homo.

 

El género Homo

 

La extinción de la mayoría de los Australopithecus posibilitó el surgimiento de un nuevo linaje.

El género Homo representa el desarrollo del sistema nervioso y la inteligencia. Además, presentaba adaptaciones evolutivas, como el bipedalismo.

 

Homo Habilis: En la actualidad, con el estudio de los fósiles, la más aceptada es considerarlo como el Australopithecus, y habilis Australopithecus. Primer homínido del género Homo. Vivió alrededor de 2,2 millones a 780 mil años atrás. Fabrica instrumentos simples de piedra, construía cabañas y, probablemente, ente, desarrolló, un lenguaje rudimentario. 

 

Él fue el primer representante real de los humanos a caminar en la Tierra, ya que poseía la habilidad de usar herramientas. 

 

Gracias a su cerebro y habilidades, él logró sobrevivir y adaptarse a los grandes cambios climáticos que el planeta venía pasando, dando continuidad a nuestro desarrollo.

 

Sus vestigios sólo se encontraron en África.

 

Homo Erectus: Descendiente de Homo habilis vivió entre 1,8 millones de años y 300.000 años atrás. Salió de África, alcanzando Europa, Asia y Oceanía. Fabrica instrumentos de piedra más complejos y cubría el cuerpo con pieles de animales. Vivía en grupos de veinte a treinta miembros y utilizaba un lenguaje más sofisticado. Fue el descubridor del fuego.

 

Esta especie tiene un cerebro dos veces mayor que el de un chimpancé. Fue a partir de ella que se inició la convivencia social, pues ellos acabaron juntando en grupos para sobrevivir.

 

Homo Ergaster: Sería una sub-especie H. erectus habría emigrado a Europa y partes de Asia, lo que llevó a varias líneas, uno de los Homo neanderthalensis.

 

Homo neanderthalensis: Conocido por neandertales, el cuerpo se había adaptado al frío, no barbilla, frente baja, se inclinó piernas y los cerebros más grandes que las de los seres humanos actuales. 

 

Descendiente probable de Homo erectus, vivió alrededor de 200.000 a 30.000 años. Habilidoso, creó muchas herramientas y fabricaba armas y abrigos con huesos de animales. Enterraba a los muertos en las cuevas, con flores y objetos. Convivió con los primeros hombres modernos y desapareció por motivos hasta hoy desconocidos.

 

Los neandertales presentaban comunicación verbal rudimentaria, organización social y sepultura de muertos.

Este grupo convivió con los primeros hombres modernos. Actualmente, se cree que los seres humanos modernos surgieron en África hace entre 200.000 y 150.000 años, de las cepas de H. ergaster.

 

Homo sapiens u Hombre Moderno

 

Descendiente del Homo erectus surgió hace entre 100.000 y 50.000 años. Se trata del hombre moderno. Se extendió por toda la tierra, dejando variados instrumentos de piedra, hueso y marfil. Desarrolló la pintura y la escultura.

 

El Homo sapiens sapiens es el nombre científico del hombre moderno, siendo una subespecie de Homo sapiens.

 

La principal característica del hombre moderno, comparado a sus antepasados, es el cerebro bien desarrollado.

Cerebro en la evolución del hombre

 

Si te ha sido útil, Dale +1 o Me Gusta