Guerra de los Pasteles

Guerra de los pasteles

Se le Llama Guerra de los pasteles a la Primera intervención francesa en México en el año 1838. fue una incursión a México llevada a cabo por las tropas francesa a mediados del siglo XIX.

 

¿Por qué se llama guerra de los pasteles?

 

Se le conoce con este nombre a este enfrentamiento bélico por una situación sobre una muy famosa reclamación que realizo un comerciante francés ante la embajada de su país de un Dinero. Gran parte de ese dinero era por unos pasteles que unos oficiales de México habían consumido en su propio negocio y no pagándoselos.

 

¿Quiénes participaron en esta Guerra? 

 

Fue una guerra entre Francia y México en territorio mexicano entre el año 1838 y 1839 durante la edad contemporánea. Por otra parte, en ella también contó con la incursión de países aliados que brindaron apoyo militar en ambos bandos, pro ejemplo Estados Unidos y la entonces República de Texas fueron los aliados de Francia, y el Reino Unido y la entonces colonia británica de Canadá los aliados de México.

 

Causas de la Guerra de los Pasteles

 

Inestabilidad Social y política después de la independencia de México debido a los diferentes movimientos políticos que apoyaban, Centralismo y federalismo.

 

Disputas internas por el poder político en el país después de la independencia.

 

La inestabilidad política trajo como consecuencia una profunda crisis económica para el gobierno mexicano, quien recurrió a una práctica done el país obligaba a los ciudadanos a realizar aportes económicos al gobierno para el gasto público, bajo la amenaza de la intervención de la fuerza pública si llegaran a negarse.

 

Deudas externas con países extranjero y especialmente con Francia.

 

Origen de la Guerra

 

Esta guerra vino como un resultado directo de la inestabilidad económica y política que afectó al país durante los primeros años de la república mexicana, esto después de la independencia de México en 1821 de las colonias españolas. 

 

En este período, México estuvo repetidamente sujeto a movimientos de rebelión llevados a cabo por oficiales militares y por varias facciones que buscaban él poder político del país. 

 

Los presidentes de la república se sucedían a un ritmo elevado, siendo en su mayoría hombres con hambre de poder y dispuestos a utilizar el cargo en su propio provecho. Económicamente, la deuda externa era grande, debido principalmente a mayores préstamos con varios países europeos, llegando hasta el punto de que México ya no podía cumplir sus compromisos.

 

Las diversas sublevaciones produjeron otros conflictos armados, más o menos intensos, de los cuales resultó la destrucción de una cantidad significativa de propiedad privada, tanto de nacionales o de extranjeros (entre ellos franceses). 

 

Además el gobierno obligaba a los ciudadanos a realizar aportes económicos al gobierno para el gasto público, bajo la amenaza de la intervención de la fuerza pública si llegaran a negarse.

 

Los ciudadanos mexicanos afectados poco podían hacer, mientras que los comerciantes extranjeros apelaron al gobierno mexicano para que éste los compensara por los daños causados, sin ningún efecto, por lo que comenzaron a apelar a sus propios gobiernos. A pesar de las repetidas solicitudes francesas no fueron atendidas, el gobierno francés acabaría por caer este asunto.

 

Desarrollo de la guerra de los pasteles

 

Entre los ciudadanos franceses que exigían una compensación, había un pastelero de nombre Remontel, establecida en Tacubaya, Ciudad de México, quien en 1838 afirmó haber sufrido una pérdida de 60.000 pesos en pasteles durante los enfrentamientos. Al no obtener respuesta por parte del gobierno mexicano, apelado al rey de Francia. 

 

Francia exigió entonces al gobierno mexicano el pago de 600.000 pesos de indemnización por las pérdidas que habían tenidos los franceses en sus territorios. Este importe era extremadamente elevado, en comparación con el salario de un peso diario percibido por un obrero. Además de esta cantidad, México poseía una deuda externa con Francia que no había podido pagar.

 

Intervención de Francia en México

 

 

intervención de Francia en México

A principios de 1838 llegaron a las costas de Veracruz varios buques de guerra franceses bajo el mando del Almirante Bazoche, amenazando con invadir a México si no se cumplen las condiciones del ultimátum sin embargo presentado por el embajador de Francia, Deffaudis Baron. 

 

Entonces el Presidente Anastasio Bustamante se negó a ceder en al ultimátum y así el 16  de abril de ese mismo años, los barcos franceses bloquearon los puertos principales del puerto de Tampico y Veracruz Harbor, encadenaron varios barcos mexicanos

 

Este bloqueo duraría 8 meses. Los mexicanos comenzaron entonces a utilizar los puertos de Tejas para mover mercancías. Al ver que se seguía moviendo México, y a pesar de la pérdida de su principal fuente de ingresos, Francia envió una flota de otros veinte barcos, bajo el mando de Charles Baudin, veterano de las guerras napoleónicas.

 

El 27 de noviembre de 1838 esta flota abrieron fuego en la fortaleza de San Juan de Ulúa , que defendía el puerto de Veracruz y la ciudad. Tres días después, México declaraba la guerra a Francia.

 

Sin embargo, el ejército mexicano era prácticamente inexistente en esta época y por lo tanto la oposición mexicana nunca se materializó. Veracruz fue ocupada el 5 de diciembre.

 

El papel de Santa Anna 

 

Sin embargo, y sin autorización superior, Antonio López de Santa Anna decidió investigar la situación en Veracruz, dejando a su retiro en Xalapa.

 

Después de esta investigación solicitó permiso para enfrentar a los franceses, habiéndole ordenado que lo hiciera por todos los medios posibles. Con 3000 hombres bajo su mando se dirigió a Veracruz, pero sus tropas no tenían ni la capacidad ni el número necesarios para hacer frente a las 30.000 tropas francesas establecidas en la ciudad.

 

La mitad de ellas serían muertas o heridas en combate. En una confrontación con la retaguardia francesa Santa Anna sería herido en una pierna que le sería posteriormente amputada. Este hecho sería bien explotado por Santa Anna para regresar al poder.

 

Consecuencias de la Guerra de los Pasteles

 

Crisis económica profunda debido al bloqueo de los puertos por los cuales entraba y salía la mayor parte de la mercancía, esto sin decir que México era uno de los mercados más importantes de América.

 

Se calcula que el saldo total de heridos y muertos fue de 127 muertos y 180 heridos.

 

Fin de la guerra

 

En ese momento el Reino Unido se movió a la zona del conflicto una estación de policía con el fin de mediar en las negociaciones entre las dos partes, ya que el bloqueo francés impidió el acceso de varios países europeos a uno de los mercados más importantes de las Américas. Las dos partes se reunieron en Veracruz y 9 de marzo de 1839 se firmó la paz.

 

México acepta pagar la compensación de 600 mil pesos exigida por Francia. Por su parte, Francia retiraba su flota y devolvía a los barcos mexicanos que habían sido apresados.

 

 

Si te ha sido Útil Dale +1 o Me Gusta