Revolución Industrial

revolución industrial

La revolución industrial se dio en Inglaterra a partir del año 1960, fueron grandes trasformaciones que se gestaron en la industria y que permitieron inicialmente un gran avance en la Europa del siglo XIX.

 

 

El uso de la maquina en los procesos mejoro notablemente la productividad en las fábricas, lo que trajo consigo un progreso rápidamente. La industria textil, metalúrgica y química tuvo un gran crecimiento en Inglaterra y Europa durante este Siglo.

 

La agricultura también experimento grandes avances gracias a las nuevas herramientas, esto trajo consigo algo conocido como la revolución agrícola de la cual hablaremos mas adelante...

 

 

Introducción, ¿como empezó la Revolucion?

 

Esta Revolución fue el conjunto de transformaciones económicas, basadas en la aplicación de la máquina a la producción, que promovieron un gran crecimiento de todos los sectores de la economía. 

 

Esta revolución llegó el siglo XIX y con ella cambió el mundo. Primero, llegó a Inglaterra y los EEUU. Poco a poco, el cambio se fue produciendo en el resto de Europa (Francia, Alemania, Bélgica, ...) y en otros países del mundo.

 

Esta época es importantísima porque se pasó de un mundo rural en un mundo industrial. También fue una época de grandes inventos, destacando sobre todo uno: LA MÁQUINA DE VAPOR. Con este invento nacieron el ferrocarril y el barco a vapor.

 

El cambio social y económico que se produce en esta etapa es radical: aparición de una nueva clase social, el proletariado, de una nueva concepción donde el mundo es cada vez más pequeño.

 

Para construir los trenes y los barcos surgieron las industrias y, la explotación a gran escala de las minas. Después, deberá investigar qué es lo que expresamente se extraía principalmente de estas minas.

 

Con estos cambios, el mundo de los artesanos con sus tiendas iba poco a poco desapareciendo, ante la producción industrial a gran escala. Aparte de la industria siderúrgica (del hierro) y de la minería, otro tipo de industria que se desarrolló fue la textil.

 

Como era de mucha gente para trabajar en las industrias, muchas familias del campo se fueron a la ciudad. Todo esto hizo que cambiara su estilo de vida. Tú deberás decidir si mejor o peor.

 

En Los antecedentes los encontramos en la protoindustrialización, periodo previo en que se dan las condiciones que permitan el inicio del proceso de industrialización: mercado supralocal, iniciativas empresariales, desarrollo tecnológico, gran movilidad de capitales, etc.

 

Este conjunto de cambios, que en Gran Bretaña los podemos situar entre 1750 y 1850, hacen posible la desaparición del Antiguo Régimen económico y la implantación del capitalismo industrial.

 

Estas transformaciones acaban con las sociedades agrarias e imponen las sociedades industriales, caracterizadas por la modernización de la agricultura, los cambios demográficos y sociales (revolución demográfica, urbanización) y el nacimiento del capitalismo industrial como sistema económico, que supone una industria basada en el maquinismo y las fábricas, que sustituyen poco a poco los pequeños talleres artesanales, la aplicación de las máquinas a los transportes ya las comunicaciones, la acumulación de capitales, la organización de redes financieras, la obtención de beneficios y los contratos laborales patrones-trabajadores.

 

Primera etapa de la revolución industrial

 

Sabemos que esta revolución tuvo origen en Inglaterra en finales del siglo XVIII, pero ¿Por qué se dio que ayudo a que en Inglaterra se desarrollara?

 

Las profundas transformaciones que marcan el inicio del mundo contemporáneo no fueron sólo de carácter político. Las revoluciones liberales desarrollaron dentro de un marco que vio cambiar profundamente las estructuras de carácter económico y social en varios países europeos desde mediados del siglo XVIII y que en su conjunto llamamos revolución industrial. Una transición del Antiguo Régimen caracterizado por una economía y población estancadas, una sociedad estamental y un Estado absolutista- hacia el mundo capitalista.

 

Así, a partir de 1760, en Inglaterra, se produjeron un conjunto de transformaciones técnicas y económicas que posibilitaron en la Europa del siglo XIX un extraordinario crecimiento de la productividad gracias a la utilización de la máquina. La mecanización supuso una multiplicación insospechada de la fabricación de bienes de consumo que no habría sido posible sin la introducción de una nueva forma de energía: el vapor.

 

Estas transformaciones originarias de Inglaterra fueron extendiéndose poco a poco por el resto de Europa y otras partes del mundo siguiendo diferentes modelos, y significaron un cambio tan radical para la sociedad que podemos calificarlas de "revolución" todo y su dilatación en el tiempo, al igual que calificamos de "revolución" las transformaciones agrarias del Neolítico.

 

Causas de la revolución en Inglaterra

 

Durante el final del siglo XVIII y principios del siglo XIX se produjo el segundo cambio económico profundo en la Historia de la Humanidad. 

 

Hay una serie de condiciones favorables que determinaron que fuera Inglaterra el núcleo, entre el 1760 y el 1780, donde se produce este el estallido industrial. Estas condiciones son:

  1. El sistema político imperante en Inglaterra no era la monarquía absoluta, era la monarquía liberal, lo que permitió que los ingleses se mantuvieran libre de las revoluciones que aquejaban a los otros países europeos.
  2. La modernización de la agricultura mediante la rotación cuatrienal de cultivos, la introducción de maquinaria moderna a los trabajos agrícolas y el cierre de campos de cultivo. Estas medidas dejaron sin trabajo a muchos campesinos que se vieron obligado a trasladarse a las ciudades y aseguraron la abundancia de mano de obra barata.
  3. Los beneficios económicos obtenidos gracias al dominio del mercado europeo y en la posesión de un gran imperio colonial. La gran cantidad de capital de que se disponía se invirtió en las nuevas actividades industriales.
  4. Una mentalidad económica, por parte de la burguesía, pero también por parte de la aristocracia terrateniente, dispuesta a invertir en el comercio y la industria. Estos dos grupos sociales fueron controlando el Parlamento, desde donde promulgaban leyes que aseguraban la libertad económica (eliminando los privilegios de los gremios), y protegiendo los mercados propios (proteccionismo), entre otras medidas.
  5. La existencia de una buena red viaria y fluvial, que aseguraba la fluidez del abastecimiento de materias primas, la distribución de manufacturas y el mercado interior.
  6. Las innovaciones técnicas, que permitían sustituir las herramientas tradicionales para máquinas que trabajaban más rápido. Las mismas universidades fomentaban una formación intelectual práctica que repercutía en la investigación y la experimentación.
  7. La riqueza de fuentes de energía como el carbón de coque, de gran calidad, para hacer funcionar las nuevas máquinas de vapor, y la abundancia de materias primas para la industria textil, como el algodón colonial y la lana inglesa.

La Revolución de la industria transformó las técnicas productivas tradicionales. El trabajo manual fue sustituido por las máquinas, y la fuerza humana y animal, así como la de los elementos naturales, dejó paso a las nuevas fuentes de energía. Las principales industrias afectadas fueron la textil, la metalúrgica y la química.

 

La Maquina a Vapor

 

La máquina a vapor inventada por james watt trajo consigo grandes mejoras en la sociedad, con la capacidad de mover grandes cargas, se creó la locomotora lo que cambio la forma como se transportaba hasta ese momento, también en las fábricas empezaron a utilizar la maquina a vapor para las maquinarias de fabricación, permitiendo una mayor producción de lo que hasta ese momento se fabricaba gracias al vapor (todo relacionado con la máquina de vapor).

 

Cambios de la Industria

 

La industria textil mejoró la producción y la calidad de los tejidos gracias a la máquina de vapor, que transformaba en movimiento la fuerza expansiva del vapor de agua. La primera fábrica se creó en Manchester en 1806.

 

En el sistema fabril, la organización del trabajo era determinada por la disciplina que imponían las máquinas. La industria textil generó una serie de demandas de máquinas de hierro y materias primas que impulsaron el crecimiento de la industria metalúrgica y química.

 

La metalurgia fabricaba máquinas para las industrias, armamento para el ejército y planchas metálicas para hacer barcos, locomotoras, puentes, raíles, etc. Se fue perfeccionando la obtención de hierro para eliminar las impurezas, y, más tarde, mediante una aleación de hierro y carbono, se consiguió acero. La minería aumentó su producción para proveer de carbón de coque la industria metalúrgica.

 

La industria química creó sustancias artificiales como el cloro, el ácido sulfúrico, la sosa y las primeras fibras textiles artificiales.

 

La Revolución Agrícola o cambios en la agricultura

 

La revolución agrícola, los cambios en la agricultura, Durante mucho tiempo el campo fue trabajado con herramientas muy básicas, la mayoría de los procesos en la tierra se hacían casi quede forma manual en su gran mayoría y lo que se recogía de los campos era para el autoconsumo de los agricultores.

 

La tierra se había explotado en parcela no cercada de uso común, muchas tierras estaban destinadas además a la ganadería y ¿cómo se trataba a las cosechas? con herramientas bastante básicas que requieran mucha mano de obra, una cantidad importante de personas intervenía en un solo procesos en el campo para poder sacar las cosechas de esta.

 

Veamos algunas innovaciones más importantes… Los campos se acercaron y se estableció lo que llamamos hoy en día como la propiedad privada, desaparecieron las tierras destinadas a la ganadería a libremente, ya que se empezó a criar el ganado en establos, de esta manera se hizo más eficiente el procesos en el campo y se inició a sacarle más provecho a la agricultura. (conoce mas sobre la revolución agraria)

 

Consecuencias de esta Revolución

 

El crecimiento de las ciudades, los avances tecnológicos en la agricultura que generaron la revolución agrícola, libero mano de obra que trajo como consecuencia el éxodo rural por parte de la gente ya que con las nuevas técnicas para trabajar la tierra se redujo considerablemente la mano de obra y el personal que se requería para trabajarlas.

 

Las personas decidieron irse a las ciudades, y comenzó una actividad que tendría gran auge en aquella época…

 

El comercio, los talleres artesanales normalmente lo que producían en aquella época solo es alcanza para el autoconsumo, con las mejores tecnológicas, sobrepasaban la cantidad que producían, ahora podían vender lo que producían y requerían personal para esta actividad y se generó el comercio.

 

Crecimiento demográfico, la población empezó a crecer como consecuencia de que las mejoras en las industrias en los procesos de fabricación, las condiciones de vida mejoraron notablemente, se creó una red de alcantarillado, las condiciones sanitarias mejoraron, se creó algo muy útil como el jabón, los alimentos se consumían en mejor estado producto del mejor rendimiento de la agricultura, esta mejores en la sociedad permitieron disminuir notablemente la mortalidad y a alargar la vida de los europeos.

 

A los avances tecnológicos y en la agricultura también se le suma el desarrollo de la medina, con el descubrimiento y desarrollo de la vacuna, que ayuda a para con las epidemias que periódicamente caían sobre la población.

 

Al haber menos mortalidad que antes el crecimiento de la población empezó a notarse, además en esta época hubo un aumento significativo de la natalidad.

 

Ya con la gente en la ciudad empezó una sociedad más avanzada tecnológicamente, los 3 pilares de cualquier sociedad ven la luz en esta época, aparece la luz eléctrica lo que cambia la forma de vida, luego de esto se descubre el gas y por último el transporte público, se había dado un giro de 360 grados en el siglo XVIII ya que se pasó de usar carros de caballos a viajar mediante maquinas a vapor.

 

El trabajo en las fábricas y los problemas sociales, Las transformaciones en la economía que produjo la revolución en Inglaterra trajeron como consecuencia que se alteraran las estructuras sociales que estaban vigente desde la edad media.

 

El éxodo rural provocado por las maquinas que reemplazaban el trabajo del campesino, hizo que estos de desvincularan del campo, y del sistema feudal que estaba en ese momento, algunos se convirtieron en jornaleros los cuales eran retribuidos con buenos salarios, pero la gran mayoría que fueron a la ciudad y los artesanos, se trasladaron a las fábricas en calidad de obreros. Una nueva clase trabajadora que nace producto del avance de la industria.

 

La segunda etapa de la revolución

 

Esta es una nueva etapa de crecimiento económico, caracterizada por un extraordinario progreso científico y técnico que facilitó un rápido desarrollo de todos los medios de producción y de nuevas formas de organizar la producción y el trabajo. Esta nueva etapa en el desarrollo económico de las potencias industriales se prolongó hasta el estallido de la Primera Guerra Mundial en 1914.

 

Entre los años 1870 y 1880 se comenzaron a producir una serie de cambios en la producción industrial que llamamos Segunda Revolución de la Industria y que establecieron las bases del actual sistema de producción.

 

Los inicios de este proceso, que se prolongó hasta 1920, los encontramos en Estados Unidos y se produjo también en el Reino Unido, Francia, Alemania y Japón.

 

Esta segunda Etapa de la revolución se caracterizó por la mejora de la producción gracias a la incorporación de nuevas fuentes de energía como la electricidad y el petróleo, la obtención de nuevos materiales como el acero y la aplicación de nuevas formas de trabajo como la automatización y el trabajo en cadena. Además, surgió un nuevo tipo de capitalismo: el capitalismo financiero, fruto de las grandes inversiones realizadas con los beneficios que había aportado el primer estallido industrial y el dinero procedente de la banca.

 

La electricidad, que ya había sido descubierta en el siglo XVIII, sustituyó gradualmente el vapor de agua como fuente de energía. El uso industrial de la electricidad fue posible en encontrar maneras de generarla (turbina y dinamo), transportarla y almacenarla (acumulador) y convertirla en energía mecánica (motor eléctrico).

 

Fue aplicada en la metalurgia, la iluminación (lámpara de arco, bombilla) mejorando la iluminación urbana y posibilitando el trabajo nocturno a las fábricas-, en aparatos de nueva invención y en sistemas de comunicación. También permitió electrificar y ampliar la red ferroviaria y construir locomotoras más rápidas, así como grandes barcos metálicos impulsados por turbinas.

 

El petróleo, conocido desde la antigüedad, fue estudiado como fuente de energía hasta que se obtuvo el combustible de dos nuevos sistemas de transporte: el automóvil y el avión. Se aplicó a la nueva industria del plástico y en la obtención de energía termoeléctrica.

 

En las fábricas, las formas de trabajo cambiaron de empresas familiares con pocos trabajadores se pasó a centros de trabajo con muchos operarios y una compleja organización. Para aumentar la producción se aplicó la cadena de montaje, en el que cada trabajador sólo intervenía en una parte de la fabricación del producto automatizando repetidamente sus movimientos. Este modelo quedaba muy lejos del artesano tradicional, ya que no era necesario un esfuerzo intelectual para realizarlo y se desconocía el proceso global de fabricación.

 

Al mismo tiempo se llevó a cabo el sistema de producción en serie, en el que cada fábrica se especializaba en la elaboración de unas piezas determinadas o en el montaje final de un producto.

Con estos dos métodos se aumentó la producción, se redujeron gastos y se abarató el precio final de los productos.

 

La invención del motor de explosión y la aplicación del petróleo como combustible fueron la base del nacimiento de la industria automovilística, que alcanzó un gran desarrollo en los Estados Unidos y rápidamente se convirtió en uno de los sectores más poderosos que ofrecían un elevado número de puestos de trabajo y estimulaban el desarrollo de industrias secundarias que cogerían una gran importancia (por ejemplo, el caucho, los metales no ferrosos, los aparatos electrónicos, etc.).

 

La industria química también fue una de las punteras y Alemania se convirtió en la pionera del sector, produciendo más del 80% de los colorantes sintéticos y ocupando el primer lugar en industria farmacéutica. También desarrollarse la producción de sosa, de fertilizantes sintéticos, de fibras artificiales y explosivos.

 

Finalmente, la utilización del cemento armado (cemento combinado con una carcasa de hierro) permitió que la ingeniería y la industria de la construcción alcanzaran un gran desarrollo. Este hecho hizo posible la edificación de puentes, viaductos y túneles más largos. Además, los edificios comenzaron a crecer en altura y en EEUU comenzaron la construcción de los primeros rascacielos.

 

La banca financió el capital que se necesitaba para fabricar máquinas cada vez más especializadas y caras. Los empresarios formaron asociaciones llamadas sociedades anónimas para hacer frente a las inversiones. La banca concedía créditos a las empresas y, además, era propietaria de muchas.

 

Consulta sobre la revolución francesa