Revolución Rusa

Revolución Rusa

La Revolución Rusa de 1917 fue un movimiento social, político y económico ocurrido en Rusia contra el régimen que actualmente gobernaba ese país (el régimen zarista) en plena Primera Guerra Mundial, durante la época contemporánea.

 

Fue una serie de acontecimientos políticos en Rusia, que tras la eliminación de la autocracia rusa y después del Gobierno Provisional (Duma), resultó en el establecimiento del poder soviético bajo el control del partido bolchevique.

 

Los revolucionarios  abolieron la monarquía e implantaron un régimen de gobierno basado en ideas socialistas o comunistas, el resultado de este proceso fue la creación de la Unión Soviética, que duró hasta 1991. 

 

Causas de la revolución Rusa

 

Causas Económicas

 

En el siglo XIX, Rusia junto a Inglaterra, Francia, Alemania y Austria, era una de las mayores potencias europeas, pero mientras los demás países crecían, hacían reformas y se industrializaban, gracias a la revolución industrial, Rusia no se modernizaba.

 

Su principal Características en la economía fue su sistema económico que se basó en el monopolio de la tierra y la riqueza que quedaba en manos de unos pocos (la Nobleza y la aristocracia rusa).

 

Rusia era considerada un país atrasado en relación a los demás. Su economía se basaba en la agricultura monopolizada, heredada de la edad medieval. Los siervos trabajan la tierra, pero los señores feudales no tenían ningún interés para modernizar las plantaciones, ya que estos se quedaban con toda la riqueza, estos hacían parte de la Nobleza.

 

 

Los trabajadores rurales vivían en extrema miseria y pobreza, pagando altos impuestos para mantener la base del sistema zarista de Nicolás II.

 

Los alimentos escanciaban en Rusia y el Hambre se apoderaba de la población.

Causas Sociales

 

El país fue gobernado por el zar (emperador), que tenía el poder absoluto, es decir, todos fueron sometidos a él, incluyendo la Iglesia católica ortodoxa.

 

Había una tremenda desigualdad social donde solo unos pocos eran los dueños de las riquezas y los trabajadores y campesinos llevaban la peor parte, la social estaba dividida en:

 

La Nobleza: done estaba el Zar, y el Gobierno eran la clase privilegiada en Rusia, y gozaban de los privilegios y las riquezas del país, estos eran los grandes propietarios de las tierras.

 

El Pueblo: Era la clase social menos privilegiadas formadas por los profesionales, los obreros, los campesinos y empleados, los cuales eran sometidos a jornadas de trabajo largas, sometidos s una gran explotación. Sus derechos no eran reconocidos y tenían pocas libertados.

 

Fueron estos cansados del régimen Zaristas quienes se alzaron en revolución.

Hay que también mencionar que los Siervos, llamados mujiks eran quienes Vivian en una situación de extrema pobreza.

 

Con la llegada de la Primera Guerra Mundial I (1914) el pueblo ruso se sintieron obligados a luchar, pero la lucha ha traído algunas consecuencias: 

 

  • La desorganización de la economía 
  • El hambre, la pobreza y el racionamiento 
  • Retiros, marchas y protestas contra el zar 
  • Zar exención de responsabilidad en 1917 ante la presión popular

 

 

Causas Políticas

 

En Rusia, durante el siglo XIX, la falta de libertad era casi absoluta. En el medio rural, los campesinos vivían sometidos a la nobleza latifundista, clase social teóricamente libre, pero que vivía subyugada por el zar (emperador), es decir: Gran Rey.

 

En el campo reina una fuerte tensión social con la permanencia de un sistema de producción feudal, que retardaba la modernidad del país.

 

Las reformas promovidas por el zar Alejandro II (1855-1881) con la abolición de la servidumbre en 1861, y la reforma agraria, poco adelantaron para aliviar las tensiones.

El régimen zarista reprimía todo tipo de oposición. El Ochrana, la policía política, controla la educación secundaria, universidades, la prensa y los tribunales.

 

Miles de personas eran enviadas al exilio en Siberia condenadas por crímenes políticos. Los capitalistas y latifundistas mantenían el dominio sobre los trabajadores urbanos y rurales.

 

Los obreros se concentraron en grandes centros industriales como Moscú y Petrogrado.

 

A pesar de ello, las condiciones de vida empeoraron, con el hambre, el desempleo y la disminución de los salarios. La burguesía tampoco se beneficiaba, pues el capital estaba concentrado en manos de banqueros y grandes empresarios.

 

La oposición al gobierno crecía. Los partidos perseguidos iban a la clandestinidad, como el Partido Socialdemócrata. Sus líderes, Plejanov y Lenin, tenían que vivir fuera de Rusia para huir de las persecuciones políticas.

 

Las divergencias de opinión fragmentaron el partido, que se dividió en dos tendencias:

 

  • Bolchevique (la mayoría en ruso), dirigido por Lenin, defendió la idea revolucionaria de la lucha armada para llegar al poder
  • Mencheviques (minoritarios, en ruso), dirigido por Plejánov, defendió la idea de la evolución de llegar al poder a través de medios normales y pacíficas, por ejemplo, las elecciones.

 

Rusia en el Regimen Zarista

 

Los trabajadores rurales vivían en extrema miseria y pobreza, pagando altos impuestos para mantener la base del sistema zarista de Nicolás II. El zar gobernaba Rusia de forma absolutista, o sea, concentraba poderes en sus manos no abriendo espacio para la democracia. Incluso los trabajadores urbanos, que disfrutaban de los pocos empleos de la débil industria rusa, vivían descontentos con el gobierno del zar.

 

En el año 1905, Nicolás II muestra la cara violenta y represiva de su gobierno. En el conocido Domingo Sangriento, manda a su ejército fusilar a miles de manifestantes. Los marineros del acorazado Potenkim también fueron reprimidos por el zar.

 

Comenzaba entonces la formación de los soviets (organización de trabajadores rusos) bajo el liderazgo de Lenin.

 

Los bolcheviques comenzaban a preparar la revolución socialista en Rusia y la caída de la monarquía.

 

Inicio de la revolución rusa

 

En enero de 1905, un grupo de obreros participaba en una protesta pacífica frente al Palacio de Invierno de San Petersburgo, una de las sedes del gobierno. El objetivo era entregar un escrito firmado al zar.

La guardia del palacio, asustada con la multitud, abrió fuego matando a más de mil personas. El episodio fue conocido como el Domingo Sangriento y provocó una ola de protestas en todo el país.

 

Enfrentados con la presión revolucionaria, zar promulgó una constitución y permitió la convocatoria de elecciones a la Duma o al Parlamento.

 

Por tanto, Rusia formado por una monarquía constitucional, aunque en el zar todavía se concentra un gran poder, y el Parlamento tenía un papel limitado.

 

En realidad, el gobierno lo hizo para ganar tiempo y organizó las reacciones contra las agitaciones sociales y los soviets, lo que llevó al fracaso a la revolución de 1905.

 

Los soviets eran organizaciones políticas que nacieron en el seno de las capas populares y representaban los intereses de los trabajadores. Así, había los soviets de obreros, de campesinos y de soldados. Expresaban una forma de poder popular en oposición al gobierno provisional y se volvieron decisivos en los rumbos políticos del país.

 

Primera Guerra Mundial

 

Durante la Primera Guerra Mundial que, como un miembro de la Triple Entente (Se creó en 1907 y sus integrantes fueron Francia, Gran Bretaña y Rusia), Rusia luchó junto con Gran Bretaña y Francia contra Alemania y Austria-Hungría. Con las sucesivas derrotas, Rusia estaba militarmente aniquilada y económicamente desorganizada.

 

En marzo, el movimiento revolucionario fue deflagrado. Los movimientos huelguistas iniciados en Petrogrado se extendieron por varios centros industriales. Los campesinos se rebelaron. La mayor parte de los militares se adhirieron a los revolucionarios, lo que forzaron la abdicación del zar Nicolás II en febrero de 1917.

 

Etapas de la revolución Rusa

 

La Revolución comprendió dos fases distintas:

  • La revolución de febrero de 1917 (marzo de 1917, por el calendario occidental), que derribó la autocracia del zar Nicolás II de Rusia, el último zar a gobernar, y trató de establecer en su lugar una república de cuño liberal. El zar de Rusia Nicolás II
  • La Revolución de Octubre (noviembre de 1917, por el calendario occidental), en la que el Partido Bolchevique, liderado por Vladimir Lenin, derrocó al gobierno provisional e impuso al gobierno socialista soviético.

Revolución de Febrero de 1917

 

El Imperio ruso fue uno de los principales interesados en la Primera Guerra Mundial, iniciada en 1914. Pero el ejército ruso no fue nada para las fuerzas militares alemanas. Uno de los resultados fue la deserción masiva de soldados de la línea de frente. Otro fue la intensificación del hambre entre la población que se mantenía en territorio ruso.

 

En los días finales de febrero de 1917, una manifestación por el Día Internacional de la Mujer, en San Petersburgo, se transformó en una manifestación contra el hambre vivida por buena parte de la población. La manifestación logró el apoyo de los soldados insatisfechos con la guerra. La insatisfacción fue aumentando y las manifestaciones ganaron fuerza.

 

El 27 de febrero, soldados y trabajadores invadieron el Palacio Tauride, logrando la renuncia del zar y la formación de un Gobierno Provisional. Al mismo tiempo, los obreros y soldados constituyeron nuevamente los soviets.

 

Esta situación se conoce como doble poder, con la burguesía y la aristocracia que se organizaron en la Duma o parlamento, y los obreros, soldados y campesinos que se organizaron en los Soviets.

El principal objetivo del pueblo era la salida de la guerra y medidas para aplacar el hambre, además de la distribución de tierras.

 

Los conflictos sociales se intensificaron. Se inició un proceso de apertura política. En abril, uno de los principales líderes bolcheviques, Lenin, volvió del exilio. A partir de ese momento, él consiguió influenciar más intensamente los rumbos a ser tomados por el partido bolchevique.

 

En julio, fuerzas militares ligadas al zarismo intentaron derribar al Gobierno Provisional, siendo impedidas principalmente por los obreros y campesinos organizados. Al darse cuenta de la intensificación de la situación de conflicto social, los bolcheviques, dirigidos por Lenin y Trotsky, organizaron un congreso que defendía consignas como " paz, tierra y pan " y " Todo el poder para los soviets con el fin de obtener apoyo popular.

 

En octubre de 1917, con la llegada del invierno, sectores de los bolcheviques vieron la necesidad de tomar una medida más radical, la toma del poder. Los campesinos ya estaban ocupando las tierras de la aristocracia y de la iglesia, los trabajadores intensificaban la formación de soviets y de comités de fábrica.

 

Con la deposición del zar Nicolas II, se formó un Gobierno Provisional, que pasó a una fase socialista, bajo la dirección de Kerensky.

 

Revolución de Octubre de 1917

 

En septiembre, los dirigidos por Lenin, los llamados bolcheviques habían logrado el control del Soviet de San Petersburgo. En las vísperas del Segundo Congreso de los Soviets de toda Rusia, los bolcheviques decidieron por el derrocamiento del Gobierno Provisional. El 25 de octubre de 1917, el Instituto Smolny fue invadido por la Guardia Roja.

 

Basándose en su poder en los soviets y aliados con el ala izquierda del partido socialista revolucionario, los bolcheviques iniciaron las medidas para la construcción del Estado Soviético. La ejecución de la Asamblea Constituyente fue interrumpida. El control obrero de la producción fue instaurado. 

 

Las tierras de la nobleza y de la iglesia fueron divididas entre el campesinado. Para administrar el Estado, el Congreso de los Soviets creó el Consejo de los Comisarios del Pueblo.

 

Algunos grupos veían en los bolcheviques la solución para diversos problemas.

 

El 6 de noviembre, Lenin apoyado por los soviets y por una milicia popular conquista la capital obligando al gobierno provisional a renunciar y asumir el gobierno en 1917. Ellos creían que sólo el comunismo podría traer felicidad a los rusos. En el poder, ellos intentaron realizar y crear una sociedad donde todos fueran iguales y libres.

 

Para hacer realidad este sueño, se tomaron varias medidas: 

  • Tierras de la Iglesia, la nobleza y la burguesía fueron expropiadas y distribuidas a los campesinos 
  • Casi todo lo que se convirtió en propiedad del Estado (fábricas, tiendas, diversiones, bancos, etc.)

La idea de estas medidas fue la creación de la igualdad entre los hombres, ya que, según el marxismo sin propiedad no habría explotadores y explotados

 

Entre octubre de 1917 y marzo de 1918, los bolcheviques lanzaron las bases del nuevo Estado.

 

La administración de la economía fue centralizada en instituciones estatales que pasaron a esbozar la planificación de la producción, buscando mantener el control obrero de las empresas bajo ciertos límites. La Guardia Roja fue sustituida por el Ejército Rojo, comandado por Trotsky. 

 

El primer acto importante del nuevo gobierno fue retirar la guerra de Rusia. Para ello, en febrero de 1918, fue firmado con Alemania, con las Potencias Centrales, el Tratado de Brest-Litovsk, retirando a Rusia de la Primera Guerra Mundial.

 

Igualmente, para evitar cualquier intento de restauración monárquica, el zar Nicolás II y su familia fueron asesinados sin ningún tipo de juicio en julio de 1918.

 

Guerra Civil Rusa

 

Después de la firma del tratado de paz, se inició en Rusia una guerra civil, que duró de 1918 a 1921. Las fuerzas ligadas al antiguo régimen zarista se reunieron en el Ejército Blanco, también consiguieron apoyo de potencias capitalistas (Francia, Estados Unidos, Japón y el Reino Unido). para intentar derribar el naciente poder soviético.

 

Los cuatro primeros años de gobierno bolchevique fueron marcados por una guerra civil que sacudió profundamente a Rusia.

 

Dejando miles de muertos de ambos bandos, sin importar su ideología política, y dejando sufrimiento en Rusia.

El Ejército Rojo, creado por León Trotsky, derrotó al ejército blanco y se aseguró la permanencia de los bolcheviques en el poder. La revolución estaba salva, pero la paralización económica era casi total.

 

Para restablecer la confianza en el gobierno, se creó la NEP (Nueva Política Económica), lo que permitió la entrada de capital extranjero.

 

La aplicación de la NEP resultó en el crecimiento industrial y agrícola de Rusia. En 1922 se estableció la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas ( URSS ).

 

Las Consecuencias de la revolución Rusa

 

Después de la revolución, se implantó la URSS (Unión de las Repúblicas Socialistas Soviéticas). Se siguió un período de gran crecimiento económico, principalmente después de la NEP (Nueva Política Económica).

 

La URSS se ha convertido en una gran potencia económica y militar. Más tarde sería competir con los Estados Unidos en la llamada Guerra Fría.

 

Después de la revolución, la situación de la población general y de los trabajadores poco ha cambiado en lo que se refiere a la democracia.

 

El Partido Comunista reprimía cualquier manifestación considerada contraria a los principios socialistas. La falta de democracia imperaba en la URSS. Miles de opositores fueron perseguidos, presos y asesinados por el gobierno bolchevique.

 

El régimen totalitario soviético actuó incluso en el campo de la fe. El Estado Soviético actuó para debilitar el cristianismo y otras religiones, incentivando el ateísmo (en las escuelas, medios de comunicación, lugares de trabajo, etc.) y prohibiendo las religiones. El pensamiento de Marx de que "la religión es el opio del pueblo" fue seguido a raya por el gobierno socialista soviético.

 

Triste situación que perduró durante toda la historia de la Unión Soviética, es decir, de 1922 a 1991.

 

Conclusión de la revolución Rusa

 

Después de la muerte de Lenin en 1924, comenzó una lucha de poder entre Trotsky y Stalin.

 

Derrotado, Trotsky fue expulsado del país y, en 1940 murió en la ciudad de México, por un asesino al servicio de Stalin. Con Stalin en el poder, la URSS conoció una de las más violentas dictaduras de la historia.

 

 

Si te he ayudado en algo Dale +1 o Me Gusta